victor-jose-zamora-castro-granada-selectividad

El granadino Víctor Zamora, máxima nota de España en Selectividad

victor-jose-zamora-castro-andaluces-en-positivo-selectividad-nota-mas-alta-andalucia-granadaVíctor José Zamora Castro, estudiante del IES Generalife de la capital granadina, ha logrado la nota más alta, no solo de Andalucía, sino de toda España, en las Pruebas de Acceso a la Universidad (PAU). Ha alcanzado la puntuación máxima, un 10 en la fase general y un 14 sobre 14 en la fase específica (nota por materia). Un objetivo para el que “hay que estudiar durante todo el bachillerato y no sólo en las dos semanas en las que no hay clase”.

Zamora explica que para lograr la puntuación máxima “hay que proponérselo desde un principio”, por lo que las semanas previas al examen de Selectividad “deben ser sólo de repaso” y, con la carrera universitaria elegida en el horizonte, “visualizar qué es lo que quieres hacer e imponértelo como meta”.

Este brillante joven quiere estudiar el doble grado de Física y Matemáticas, unos estudios que no se ofertan en muchas universidades. No en vano, en 2014 tuvieron una nota de corte de 13,3 sobre 14. Se va a Madrid, “donde se encuentra la facultad más prestigiosa del país y a la que va por vocación, porque desde un principio sabía que era lo que me gustaba”, apunta.

También ha hecho sacrificios

Para alcanzar este objetivo hace falta esfuerzo y durante las últimas dos semanas el estudio ha centrado buena parte de la vida de Víctor, quien se ha privado de ver una película o se ha tenido que ver en la obligación de acortar sus salidas con los amigos porque había que estudiar. Asegura que el secreto de este éxito se encuentra en la “constancia” durante dos años, ya que en bachillerato también ha alcanzado la nota máxima.

A pesar de toda la preparación, los nervios no han abandonado al joven estudiante durante la espera de los resultados: “Decía a los amigos que no lo iba a conseguir, así que ahora caerá alguna colleja”, bromea, destacando el “shock” que se vivió entre su familia al saber la noticia y la emoción que le invadió al haber alcanzado su propósito.

Ahora, tras el sacrificio toca descansar. Bien merecido lo tiene. Ya ha organizado un par de viajes para este verano, en el que disfrutará con sus amigos y practicará ciclismo, su deporte preferido. También, dice Víctor, habrá hueco para leer “un buen libro de filosofía del lenguaje”. Ahí lo dejamos.

About Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *